El quadern dels periodistes apocalíptics, integrats, optimistes i/o solidaris

EL QUADERN DELS PERIODISTES APOCALÍPTICS, INTEGRATS, OPTIMISTES I/O SOLIDARIS

15 ene. 2018

'Interviú', la muerte de una revista

Jose Sanclemente
Ando a primera hora de la tarde por el centro de Barcelona en busca de un quiosco de prensa donde comprar los últimos números que se publicarán de las revistas 'Interviú' y 'Tiempo'. Según ha comunicado el Grupo Zeta,  dejan de editarse por falta de ventas y de rentabilidad. No tengo suerte, dos quioscos están cerrados y el tercero, en la plaza de Urquinaona, no las tiene; de hecho, no tiene muchas publicaciones impresas y la mayoría son extranjeras; al parecer es más rentable venderles a los turistas los suvenires que cuelgan de las estanterías donde antes exhibían diarios y revistas.
'Interviú' fue el origen del Grupo Zeta, la revista emblemática que sirvió de palanca para que el editor Antonio Asensio, fallecido en el 2001, impulsara un grupo mediático compuesto por decenas de revistas, periódicos regionales y hasta una televisión, Antena 3, que tuvo que vender a Telefónica presionado por el Gobierno de Aznar.

'Interviú' fue la revista madre que albergó en su vientre otras publicaciones, entre ellas el suplemento político 'Tiempo', que alumbró en el quiosco al cabo de unos meses y que ahora se muere al mismo tiempo que la madre.

'Interviú' llegó a vender a los pocos meses de nacer, en 1976, cerca de un millón de ejemplares en cuya portada aparecía un desnudo de la actriz Marisol fotografiada por el gran César Lucas, pero durante años su circulación no bajó del medio millón. Aquella difusión se aprovechó inteligentemente para albergar en el cuaderno central de la revista contenidos de índole política bajo la cabecera 'Tiempo' y hacerla crecer hasta que se ganara en solitario su puesto en el quiosco.

Detrás de 'Interviú' había mucho talento y muchas horas de debates e investigación de los profesionales que trabajaban en la revista. Los consejos de redacción los presidía el propio Asensio que marcaba su impronta, pero dejaba absoluta libertad a los periodistas. No había más censura que la de que los contenidos fueran verídicos y el apoyo a los periodistas frente a las presiones del poder fue total e indiscutible por parte del editor.

El destape y quioscos quemados


A Asensio se le criticó hasta llamarle pornógrafo por aprovechar el llamado “destape” de mujeres desnudas en las portadas de la revista en una época en la que la democracia y la libertad de expresión eran muy débiles, pero muchos lectores valoraron también el 'destape' informativo que Interviú aportó a una España que, con la dictadura, había carecido de la más elemental libertad de información.

'Interviú' fue secuestrada varias veces por orden gubernamental, la ultraderecha llegó a quemar quioscos cuando Xavier Vinader publicó informaciones comprometidas sobre los GAL que acabaron en una condena a prisión que le obligó a exilarse.

No todo se hacía bien, se cometieron muchos errores, pero detrás de 'Interviú' había uno de los mejores equipos de investigación periodística al que el editor dotó de todos los medios posibles. Contrató a los mejores de entonces. Recuerdo las crónicas de Manolo Vázquez Montalbán, los artículos de Paco Umbral y Raúl del Pozo, las investigaciones de Antonio Rubio y Manolo Cerdán, el humor de Forges, Martin Morales y Perich, y las de tantos y tantos que pasaron por sus páginas de distintas ideologías y opinión.

En fin , parece que los quioscos siguen sin abrir. Me he dado otra vuelta y mantienen la persiana bajada, quizá están cerrados para siempre. Eso puede haber influido en la desaparición de 'Interviú', eso y que la gente ya no busca en el papel lo que puede encontrar en los digitales. No lo sé, pero seguro que también hay otras razones. Se me ocurre que antes había un editor que se interesaba por su oficio, que buscaba a los mejores y que innovaba frente a los cambios y costumbres de la sociedad. 'Interviú' se muere sola, abandonada por los millones de lectores de otra época, pero también por no tener un editor que la haya querido salvar desde hace años. Una pena.

2 comentarios:

  1. Que gran verdad y la gente que hemos participado en el grupo nos duele. Nos duele muchísimo.

    ResponderEliminar
  2. Es toda una época de la prensa la que desaparece. Hoy son las revistas, mañana serán los diarios.

    ResponderEliminar